Palacio de Hernán Cortés

Data del siglo XVI, propiedad del jurado hispalense (edil del Ayuntamiento de Sevilla) Don Juan Rodríguez, y del que apenas quedan vestigios ya que ha sufrido muchas modificaciones. De estilo neo-mudéjar, allí pasó sus últimos años de vida Hernán Cortés, que falleció en 1547. Fue adquirido en 1855 por los Duques de Montpensier que lo reformaron y embellecieron, estableciendo aquí su Palacete de primavera-verano. La hija de los Duques contrajo matrimonio con el Rey Alfonso XII y sus padres como regalo le ofrecieron este palacio, con lo que el inmueble pasó a manos de la corona.

 

Documentalmente se tienen recogidas las visitas de su alteza real doña Isabel II al regio palacio en dos ocasiones, así como las de su hijo Alfonso XII, y la fallecida Doña María de las Mercedes, madre de Don Juan Carlos I.

En 1899, desde Gibraltar, llegaron las religiosas del Instituto Bienaventurada Virgen María, de Sevilla de procedencia Irlandesa, de ahí que sea conocido popularmente como “las irlandesas”.  En su interior, en 1910 se inauguró la Capilla de la Bienaventurada Virgen María de estilo neo-gótico, en cuyo altar mayor se encuentra la Inmaculada Concepción, San José, el Sagrado Corazón y un Sagrario. En la actualidad, el lugar alberga un colegio e instituto en sus instalaciones.

Se encuentra situado en la Calle Real 85.